Cualquier profesional de la odontología sabe que la presencia de su clínica en Internet es uno de los recursos más útiles para conseguir pacientes. La puesta en marcha de una página web es una actividad imprescindible para digitalizar la clínica e ir conociendo mejor a la clientela potencial y también para ir creciendo progresivamente.

El uso de estrategias de marketing, de campañas publicitarias, de programas de gestión en la nube y de propuestas similares es básico para alcanzar los antedichos objetivos, pero ¿cómo se puede saber si estamos, o no, en el camino correcto?

El análisis de las primeras visitas a tu página web

Cualquier estrategia de marketing ofrece unos resultados que hay que analizar con detenimiento. El silogismo «a más visitas, más posibilidades de aumentar el número de clientes» no siempre es cierto. Para conocer si merece, o no, la pena seguir invirtiendo en publicidad deberías tener en cuenta la procedencia de las primeras visitas a tu web.

Este aspecto puede analizarse si dividimos por categorías el tráfico que llega hasta tu web.
¿Cómo te han encontrado?

Búsqueda en Internet

El cliente busca en Internet una clínica dental en su ciudad y llega a tu página web. Es, sin duda, lo mejor que te puede pasar, ya que significa que tu propuesta es aceptada por el buscador en cuestión y que tiene la repercusión adecuada.

Tráfico directo

El cliente ya conoce el nombre de tu clínica, teclea tu página web y accede directamente. Como entenderás, esta visita proviene o bien de la publicidad en otros medios (radio, televisión o anuncios en la ciudad) o bien de un comentario positivo sobre tus servicios de algún conocido.

Provienen de otras páginas web

El intercambio de enlaces es una actividad muy común para promocionar tus servicios. Analiza aquellas web de origen en las que tu enlace tiene más éxito para seguir avanzando.

Redes sociales

Twitter, Facebook o Instagram pueden ser campos abonados para dar a conocer tus servicios. Si, además, haces algún tipo de oferta específica para estos futuros clientes el éxito está asegurado.

¿Cómo puedes conocer estos datos?

Google Analytics es una herramienta imprescindible para analizar todo lo anterior con enorme facilidad. De la lectura de los informes correspondientes debes deducir cuáles deben ser las estrategias a poner en práctica para seguir generando beneficios.

La transversalidad como punto de partida

Tras conocer cómo es tu cliente-tipo, qué formato prefiere para contactar contigo y qué estrategia ha sido la más valorada, solo tienes que seguir adelante. En la actualidad, una página web sin apoyo de redes sociales, sin un SEO orientado a buscadores y sin un blog con contenidos de calidad tiene muy difícil conseguir sus objetivos.

Cada clínica dental es distinta y hay muchos factores que entran en juego para entender por qué los clientes deciden, o no, confiar en sus servicios. Te aconsejamos que leas muy bien los resultados obtenidos y que potencies aquellas vías de comunicación con tus pacientes que te pueden ayudar a dar a conocer tu trabajo. A más campañas de promoción en la plataforma adecuada, más posibilidades de convertir tu sueño en realidad.