Si tienes estudios en salud y cuidado dental o un familiar tuyo los tienes y estás pensando en abrir una clínica dental necesitarás saber sobre la gestión de clínica, herramientas, maquinaria y material necesitas para hacerlo. Se trata de poner al servicio de tus clientes lo mejor. Por eso, a continuación, vamos a mostrarte con todo detalle qué material no puede faltar en tu clínica.

Material básico para una clínica dental

El material de una clínica dental se divide en básico y especializado. Pero tanto uno como otro deben estar a mano porque puedes necesitarlo. Además, recuerda que todos los miembros que trabajen en tu clínica deberán tener su propio kit.

Tu equipo especializado debe contar con aparatos de tamaño grande y también pequeño, porque no todas las bocas son iguales y debemos adaptarnos a cada una de ellas.

Es indispensable que tengas a mano una serie de herramientas como son compresores, escupideras o autoclaves. Son herramientas de uso cotidiano, así como el aeropulidor que hará falta cuando tengamos que limpiar la superficie dental o limar las piezas.

La pieza de mano de alta velocidad o turbina es necesaria también para la limpieza de la boca. Y una lámpara de unidad dental nos ayudará a ver con luz suficiente toda la cavidad bucal.

Otro básico es el aparato de rayos X para ver el estado de la pieza dental incluyendo huesos y raíces dentales.

Y sabemos que la higiene es vital para la salud bucal, por eso, un equipo de profilaxis de ultrasonido es de primera necesidad.

El mobiliario de la clínica dental

Al igual que hay un material imprescindible, también hay un mobiliario que no puede faltar en una clínica dental.

Para la recepción de tus pacientes necesitarás mesa o mostrador con una silla cómoda y un escritorio. También es útil tener un mueble archivador, incluso aunque optes por informatizar la clínica.

En la sala de espera coloca una mesa baja para colocar revistas con las cuales los pacientes puedan esperar relajados. Y sillas cómodas.

En cuanto al mobiliario clínico, incluiremos una mesa para el odontólogo, mejor si es espaciosa.

También harán falta sillas, para el odontólogo y los pacientes. Procura que sean lo más cómoda posibles, aunque tampoco es necesario que sean caras.

Por otro lado, necesitas tener muebles buenos en los cuales guardar el material odontológico de modo seguro e higiénico. Y una mesa rodante de trabajo. Para realizar la labor, el odontólogo necesita una silla o taburete regulable.

También hará falta pinzas, alicates, sondas articuladores y material para cirugía. Sin olvidar el material consumible: brackets, radiografías, servilletas, guantes, entre otros muchos.

Muy importante también, entre el material que necesitas para abrir una clínica dental, un buen espejo de titanio para la exploración dental que permitan una buena exploración al paciente.