Cuando un profesional decide abrir su propia clínica no solo tiene que tener en consideración los aspectos médicos y los distintos tratamientos que en un futuro vaya a aplicar a sus pacientes. Detrás existen muchas acciones y gestiones de las que hay que hacerse cargo y de las cuales, por lo general, no se tiene un conocimiento pleno.

Es por ello que estos profesionales deben adquirir experiencia y preparación por sus propios medios. Con este propósito existen diversos recursos, un buen ejemplo de ello es el primer libro de Marcial Hernández, especialista en gestión dental, Coaching y Marketing Dental, “Con la Boca Abierta”.

En el libro, Hernández, cuenta su experiencia de más de 25 años en el sector con la finalidad de que los profesionales aumenten la rentabilidad de su negocio. Entre otros, ofrece un enfoque de la clínica, ya no solo en el ámbito médico, como suele ocurrir, sino como una empresa en la que es necesario optimizar los gastos para aumentar los beneficios.

Para esto mismo, es decir, con el fin de aumentar beneficios, las clínicas cuentan con herramientas que ayudan a ahorrar tiempo y recursos para que los empleados puedan dedicar esos esfuerzos en otras tareas que aumenten la rentabilidad del negocio. Y, para ello, es necesario que los responsables de la gestión de una clínica estén al día de las últimas innovaciones en tecnología.

Innovaciones tecnológicas para la gestión de una clínica

  • Consultas virtuales

Precisamente este ha sido uno de los avances más significativos en términos de tecnología y salud. En el mundo frenético en el que nos encontramos, reducir tiempos en gestiones en las que no es necesario estar presente se hace imprescindible. De ahí nace esta idea, con el objetivo de ahorrar tiempo y recursos tanto al especialista como al paciente.

Obviamente no se pueden realizar todas las visitas de esta manera, pero sí es posible cuando se trata de comunicar al especialista dolencias, transmitir preocupaciones, o incluso ver si es necesario acudir a la clínica para realizar algún tratamiento.

Los beneficios que trae consigo esta práctica son obvios, y no solo para el paciente, sino también para la clínica, puesto que a esta última le permite ahorrar tiempo y recursos en visitas que perfectamente pueden solventarse a distancia; y por el lado de los pacientes, además de ahorrar en tiempo, les da la posibilidad de solucionar dudas las 24 horas los 7 días de la semana.

En la actualidad existen numerosas clínicas con este servicio, su forma de proceder es muy sencilla, bien puede ser a través de la descarga de una aplicación o bien en la propia página web de la clínica. El paciente realiza su consulta y el especialista responde en un periodo corto de tiempo. Existen, incluso, clínicas en las cuales el paciente puede enviar imágenes de su boca y el dentista, en este caso, las revisa y le da un informe sobre el estado de su salud bucodental.

  • Software de gestión clínica

Esta herramienta es cada vez más conocida en el mundo clínico, las funcionalidades que ofrece son realmente útiles para la gestión de una clínica. En ella nos podemos encontrar:

Gestión de citas online, con la cual el paciente puede pedir cita en la clínica las 24 horas del día a través de su página web y la propia clínica tiene la posibilidad de atender el 100% de las solicitudes, lo cual mejora considerablemente la imagen del negocio. Asimismo, el personal no tendrá que invertir tiempo en hacer llamadas y las horas empleadas en localizar al paciente para darle una cita se pueden aprovechar en otras tareas.

Firma digital de documentos. Esta funcionalidad permite evitar el almacenamiento de papeles en la clínica, y, además, ahorra tiempo en la búsqueda de documentos. Otra ventaja es que puede ser la forma más segura de cumplir con la Ley de Protección de Datos y la legislación médica relacionada con el paciente.

Elaboración de presupuestos. Este tipo de herramientas suele contener un módulo que realiza los presupuestos de la clínica de forma sencilla y personalizable, lo cual ahorra considerablemente el tiempo que los empleados dedican a hacer este tipo de tareas. Además, permite actualizar el estado de la cuenta de un paciente en particular sin necesidad de estar buscando en distintas ubicaciones.

¿Necesita tu clínica un software de gestión?

Solicita una demo
  • Plataformas de formación online

La tecnología también puede convertir estas herramientas en auténticos centros de aprendizaje. Por el sector en el que se encuentran, los profesionales dedicados al mundo de la salud necesitan estar constantemente actualizados, y muchos de ellos no disponen del tiempo necesario para realizar esta labor. Por ello, tener acceso a información en cualquier momento y en cualquier lugar hace que los especialistas puedan resolver dudas y mejorar su formación sin necesidad de emplear demasiadas horas.

Este tipo de formación se puede encontrar en diversas instituciones, una de ellas en la de la propia Fundación Dental Española, donde existe una gran variedad de cursos de todas las áreas temáticas posibles. Cuenta, además, con la ventaja de que todos sus cursos están acreditados por el Sistema de Acreditación de Formación Continuada del SNS (Sistema Nacional de Salud).

  • Realidad aumentada

Entre las innovaciones más recientes se encuentran las gafas de realidad aumentada para perder el miedo a ir al dentista. El objetivo de estas gafas es tranquilizar a los pacientes que sufren ansiedad por ir a este especialista, gana el paciente y gana la clínica, ya que los profesionales podrán llevar a cabo su trabajo sin complicaciones.

Lo que hacen exactamente estas gafas es distraer al paciente dándoles la posibilidad de leer algún libro, ver vídeos e incluso visualizar series y películas, mientras el dentista lleva a cabo el tratamiento.

Entre los sistemas que realizan esta tarea encontramos:

  • ICNOS: fue el primer sistema que salió a la luz en este campo y permite, entre otras funciones, personalizar completamente las gafas para que la clínica incluya toda la información que encuentre relevante para sus pacientes.
  • Odonto glass, desarrolladas por la empresa valenciana Biogroup Soluciones. Es un sistema de realidad mixta mediante el cual no se pierde el contacto visual con el especialista pudiendo, incluso, interactuar en cualquier momento con él.

Fuentes: Nobbot, Europa Press, Gaceta Dental