Si tienes una pequeña clínica y quieres aprovechar las bondades de las estrategias digitales para aumentar las conversiones, es decir, que tus visitantes se conviertan en pacientes, estás en el artículo adecuado.

A veces, no es necesario contar con un presupuesto muy alto para tus campañas de marketing: ¿Cómo hacer marketing en la clínica? ¿Se obtienen resultados en función de la inversión?

Cuando el negocio no es muy grande, en algunas ocasiones se reduce el margen de beneficio para atraer más clientes y resaltar frente a tu competencia. Ahora, en pleno siglo XXI no es el precio el que debe determinar tu plan. El precio acompaña a la estrategia, pero no es el sustento de la misma.

Invertir en campañas de Social Ads para convertir más puede convertirse en una prioridad, ya que es una herramienta que optimiza enormemente la inversión permitiéndote segmentar el público a quien diriges los anuncios.

¿Conoces a tu consumidor?

Tus estrategias de comunicación deberán ir dirigidas a tu cliente ideal. Es fundamental conocer cómo ese usuario busca en la red el servicio que mejor se adapte a sus necesidades.
¿Buscan de forma online el problema que les preocupa? Entonces tu página web debe estar bien posicionada para tener más posibilidades de que la visiten.
¿Se informan sobre ti y sobre tu experiencia y profesionalidad? Procura incluir información precisa, legible y bien estructurada, además, si cuentas con un sistema de comentarios, procura agradecer los comentarios positivos y neutralizar los negativos con repuestas adecuadas.
¿Comparan tus servicios y se informan acerca de tu reputación online? Procura que ésta sea impoluta, eres lo que dice Google de ti. Además, si cuentas con un perfil social, mantenlo al día y bien gestionado.

¿Cómo escoger la mejor red social para tu clínica?

Una red social propone un excelente escenario para comunicarte con los usuarios y futuros pacientes, pero ¿se deben utilizar todas las redes sociales?
Cada una de ellas tiene una manera de comunicar y llega a un perfil de persona específico, por lo que solo deberías abrir un perfil en aquellas que más se adapten a tu negocio. Veamos algunos ejemplos:

1. Facebook

Es la red más utilizada a nivel mundial y puedes utilizarla para lanzar ofertas, difundir contenidos de valor, realizar sorteos, concursos u ofertar descuentos.

2. Instagram

En esta red social la imagen es más importante que el resto de contenidos. Facilita la difusión de imágenes y ayuda al posicionamiento geográfico.
Puedes mostrar, por ejemplo, los resultados de los tratamientos.

3. Twitter

Es una red donde se pueden construir relaciones con los usuarios. Sirve para difundir noticias interesantes y también para publicar ofertas. Su frecuencia de publicación es más alta que en otras redes sociales.

4. LinkedIn

Es una red de contactos profesionales, así que es ideal para hacer networking con otros profesionales de tu sector.

5. YouTube

Sirve para mostrar a tus posibles usuarios los tratamientos ofertados en tu clínica. Además, puedes compartir esos vídeos en el resto de redes sociales.

6. Google+

No tiene muchos usuarios activos, pero tener un perfil mejora tu posicionamiento en el buscador de Google. Lo importante en esta red, más que en ninguna otra, es la constancia.

Consejos para utilizar las redes sociales

Una vez has seleccionado las redes en las que vas a participar, debes tener en cuenta lo siguiente:
1. El contenido tiene que ser relevante y de calidad, siempre orientado al cliente ideal para que sea productiva.
2. Un calendario de publicaciones es la mejor forma para ofrecer siempre un contenido que resulte interesante a tus usuarios y conseguir tus objetivos.
3. Comparte noticias o post de otros blogs que sean interesantes para tu público y crea una comunidad.
4. Analiza las estadísticas de tus redes sociales para saber cuál es el momento idóneo para publicar y qué contenido es más relevante.
5. No olvides que las redes son canales de comunicación. Interactúa con los usuarios y acepta las críticas de modo constructivo para conservar una buena reputación online.

En resumen, las redes sociales son una gran herramienta de marketing digital sea cual sea el sector de tu clínica. Aprovéchalas y aumenta la fidelidad de tus clientes.