Informatizar una clínica es imprescindible para mejorar su eficiencia y afrontar todo tipo de retos en condiciones óptimas. Sin embargo, el coste de este servicio puede ser un escollo insalvable para los que acaban de empezar su andadura comercial. A continuación, analizamos estos detalles.

¿Cuánto cuesta informatizar una clínica?

El proceso de dotar de los requisitos necesarios a una clínica, para que su funcionamiento sea mucho más ágil, incluye dos partes fundamentales.

Hardware

Para la informatización, es necesario contar con un mínimo de dos ordenadores (uno para la persona que atiende al público y otro para el director), un servidor propio (para garantizar que se copian los datos diariamente) y una impresora. El coste total puede rondar 6.000 euros.

Software

Con la estructura anterior, es necesario adquirir o pagar, mensualmente, un programa de gestión que te ayude a controlar los diversos departamentos de tu clínica. El coste de la compra puede rondar 2.000 euros y la modalidad de pago mensual dependerá de tu clínica.

Abonar esta cantidad no será el único pago necesario. Los servidores propios deberán ser analizados y puestos al día por un informático que podría cobrarte al mes en torno a 300 euros. El uso de estos servidores se ha generalizado, pero no siempre ofrecen los mejores resultados. Para conseguir sacarles el máximo partido posible, necesitas tiempo, esfuerzo económico y prestarles la atención necesaria.
Algunas soluciones más económicas, pero, igualmente, adecuadas

Como habrás comprobado, los servidores son unos de los grandes obstáculos a superar. A su precio original, se le debe añadir el trabajo de un informático, por lo que el ahorro es casi imposible.

Sin embargo, en la actualidad, el software que contrates no tiene por qué depender de un servidor. Es decir, podrás disponer de un programa de gestión rápido y moderno sin tener que pagar más por el mismo servicio.

¿Cómo es posible ahorrar en software?

Programas como Gestiona by Klinikare se basan en el sistema cloud, la famosa nube de Internet, para el almacenamiento de los datos de tu clínica. Es decir, tendrás la posibilidad de no tener que comprar forzosamente un servidor y tampoco pagarás al informático de turno, para que ponga al día tu sistema.

Este tipo de programas es personalizable, en su totalidad; y te permite ir añadiendo los módulos que necesites, a medida que tu clientela vaya creciendo. Su manejo es muy sencillo y, además, permite la consulta de los datos desde cualquier dispositivo móvil, por lo que no necesitas estar en la clínica para acceder a sus funciones. Esta virtud es fundamental para conocer cualquier anomalía y recordar citas importantes para el futuro comercial de tu clínica.

Como habrás comprobado, ahorrar en hardware y software es posible gracias a las últimas novedades del sector. No dudes en comenzar una nueva etapa, la cual te va a permitir ser más competitivo y, sobre todo, no solo depender de la tecnología; sino también aprovecharte de sus características, para alcanzar tus objetivos más rápidamente, pero sin renunciar a un trabajo bien hecho.